Modificaciones Ley Propiedad Industrial

El ejecutivo considera necesario modificar la actual ley de propiedad industrial por la falta de adaptación a la realidad actual, considerando que el desarrollo de la tecnología, industria y globalización hacen necesaria una actualización en el desarrollo de nuevas áreas de protección

El pasado 2 de octubre ingresó a trámite en el Congreso Nacional el proyecto de ley que busca modificar la Ley N° 19.039 de Propiedad Industrial, la Ley N° 20.254, que establece el Instituto Nacional de Propiedad Industrial y el Código Procesal Penal (en adelante, el «Proyecto»).

Una de las razones indicadas en el mensaje del ejecutivo, por las que se considera necesario modificar la actual ley de propiedad industrial, es la falta de adaptación a la realidad actual, considerando que el desarrollo de la tecnología, industria y globalización hacen necesaria una actualización en el desarrollo de nuevas áreas de protección, ya consagradas en el derecho comparado.

Como consecuencia de lo anterior, los principales cambios del Proyecto, en relación con la actual ley de propiedad industrial, son los siguientes:

MARCAS

1. Nuevos tipos de signos distintivos: Actualmente no es posible registrar ciertos tipos de marcas denominadas marcas «no tradicionales». El Proyecto soluciona lo anterior permitiendo registrar las marcas tridimensionales, olfativas y táctiles, las marcas en movimiento y hologramas, entre otros.

2. Mejora en la regulación de las marcas colectivas y de certificación: Estas categorías de marcas fueron incorporadas a nuestra legislación en virtud de compromisos internacionales, pero su regulación no resultó clara ni precisa. Por ejemplo, actualmente se subsumen erróneamente las marcas de certificación como un tipo de marcas colectivas, no se regula con claridad su titularidad ni otros requisitos necesarios. Todas estas omisiones busca terminar el Proyecto a través de una regulación más precisa y específica de cada una de estas marcas.

3. Consagración de la caducidad marcaria: Actualmente no existe la carga de uso de la marca registrada, lo que genera una saturación registral del actual sistema. El Proyecto busca solucionar lo anterior disponiendo que las marcas caducarán por falta de uso real y efectivo durante un plazo de 5 años, uso que podrá efectuarse por su titular o por un tercero autorizado.
Tampoco es posible hoy en día declarar la caducidad de una marca cuando se haya transformado en la denominación genérica de un producto o servicio, por lo cual el Proyecto permite demandar la caducidad de la marca si su uso se convierte en un concepto de uso generalizado, perdiendo así su capacidad distintiva.

4. Unificación del examen de forma y fondo en el procedimiento de marcas: En la actual normativa los análisis a los requisitos de forma y de fondo de una solicitud de registro de marca se realiza en dos momentos procedimentales diferentes. El Proyecto busca hacer más eficiente este procedimiento proponiendo realizar ambos exámenes conjuntamente en un mismo acto.

5. Eliminación de las marcas de establecimiento comercial e industrial: Nuestra legislación contempla actualmente la posibilidad de registrar marcas para establecimientos comerciales e industriales, figura que no existe en otros países. El proyecto busca estandarizar la normativa actual al derecho comparado y elimina de estos tipos de marcas estableciendo la posibilidad de renovarlas como marcas de servicio, buscando respetar así los derechos ya adquiridos.

PATENTES

6. Patente provisional: Mientras un inventor perfecciona un nuevo producto o procedimiento, la actual normativa no le permite ningún tipo de «reserva» provisoria de su invento. El Proyecto soluciona la omisión mencionada y faculta al inventor para presentar una solicitud de patente «provisional» que le confiere un derecho de prioridad por el término de un año para presentar la solicitud de patente definitiva.

7. Acción de usurpación de patente: El Proyecto busca proteger al inventor contra quien obtuvo la patente sin tener derecho a ello, mediante la acción de «usurpación» de patente, con posibilidad de adquirir el derecho sobre la misma y solicitar la correspondiente indemnización de perjuicios. La actual ley sólo permite demandar la nulidad de la patente, sin establecer indemnizaciones y dejando al inventor sin la posibilidad de proteger el invento usurpado.

8. Limitaciones al derecho de patente: La ley actual no dispone limitaciones ni excepciones a los derechos de propiedad industrial, que se adecúen a los estándares internacionales, razón por la cual el Proyecto introduce una serie de limitaciones a los derechos conferidos. Dentro de estas limitaciones están los actos realizados privadamente y sin motivos comerciales, la preparación de medicamentos bajo receta médica para casos individuales, entre otros.

9. Procedimiento expedito para diseños industriales: El registro de diseños industriales está sometido actualmente al mismo procedimiento de registro que las patentes de invención, lo que se traduce en una subutilización del sistema por parte de los diseñadores, quienes requieren procedimientos más ágiles y expeditos. Por ello, el Proyecto crea un mecanismo simple de registro sin examen previo, el cual se puede requerir posteriormente en caso de controversias. A la vez, el Proyecto aumenta el período de protección de los diseños industriales, de 10 a 15 años.

10. Beneficio de pago de tasas de patentes: En la legislación actual los derechos o tasas por el registro de patentes de invención, modelos de utilidad, dibujos y diseños industriales y esquemas de trazado de circuitos integrados, deben ser pagados por períodos de 5 ó 10 años. Esto hace que los titulares deban pagar una tasa por un largo período de tiempo, pudiendo ocurrir que posteriormente ya no exista real interés. Para mejorar esta situación, el Proyecto propone la opción de pagar tasas anuales.

OTRAS MATERIAS

11. Secreto empresarial: La actual regulación de esta materia está restringida únicamente a los secretos generados en el ámbito de la industria, lo que no se ajusta a los estándares internacionales. Por lo mismo, el Proyecto pasa a definir el secreto empresarial como toda información no divulgada que una persona posea bajo su control y que pueda usarse en alguna actividad productiva, industrial o comercial, siempre y cuando dicha información sea secreta, tenga un valor comercial por ser secreta y haya sido objeto de medidas razonables para mantenerla en reserva.

12. Delito de falsificación de marca: Actualmente se sanciona el uso de marca ajena con pena de multa, a diferencia de lo que ocurre a nivel internacional, en que se asigna un mayor reproche a la falsificación respecto de una simple infracción marcaria. En este ámbito el Proyecto tipifica por primera vez el delito de falsificación de marca, sancionándolo con una pena privativa de libertad y con multa. Además, establece la acción penal pública para todos los delitos establecidos en la ley N° 19.039 de Propiedad Industrial.

13. Facultad de INAPI de comparecer como parte ante el Tribunal de Propiedad Industrial: El Proyecto establece la facultad de INAPI para comparecer como parte ante el Tribunal de Propiedad Industrial, órgano de segunda instancia, en los recursos que se interponen contra las resoluciones definitivas dictadas en los procedimientos seguidos ante dicho servicio público.

“El presente Boletín no constituye asesoría legal y el estudio Guerrero Olivos no será responsable por actos u omisiones de terceros basados en la información contenida en él”.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.