Modificación a las normas que regulan el contrato de trabajo por obra o faena

El 28 de noviembre de 2018 se publicó en el Diario Oficial la ley N° 21.122 que modifica el Código del Trabajo creando una definición del contrato por obra o faena, regulando el feriado anual y estableciendo una indemnización especial para quienes trabajen en dicho régimen.
La nueva ley comenzará a regir para los contratos por obra o faena determinada que se celebren desde el 1 de enero de 2019.

Definición

Sin perjuicio de que la legislación laboral hacía referencias al contrato por obra o faena, este no se encontraba definido legalmente. La ley N° 21.122 define el contrato por obra o faena determinada en los siguientes términos:

“El contrato por obra o faena es aquella convención por la que el trabajador se obliga con el respectivo empleador a ejecutar una obra material o intelectual específica y determinada, en su inicio y en su término, cuya vigencia se encuentra circunscrita o limitada a la duración de aquélla. Las diferentes tareas o etapas de una obra o faena no podrán por sí solas ser objeto de dos o más contratos de este tipo en forma sucesiva, caso en el cual se entenderá que el contrato es de plazo indefinido.”

De esta forma, se precisa que, por dicha modalidad, el trabajador prestará sus servicios en una obra material o intelectual específica y que la duración del contrato se determina por la extensión de dicha obra específica. La ley busca evitar que se use este tipo de contratos para relaciones de carácter indefinido o para servicios que se extiendan durante varias etapas de una misma obra o faena, restringiendo la cantidad de contratos por tareas o etapas de una obra o faena en específico que pueden existir con un trabajador, sin que se consideren como indefinidos.

La ley creó una presunción de contrato indefinido si un contrato implica realizar labores permanentes por parte del trabajador, sin que cesen al término de la obra, otorgándole a la Inspección del Trabajo la facultad de determinar en casos específicos la naturaleza del contrato, sin perjuicio de la posibilidad de recurrir ante Tribunales por controversias posibles.

Feriado anual

Por su parte, la nueva ley regula el ejercicio del feriado anual para las personas que estén trabajando bajo esta modalidad. Establece que tendrán derecho a quince días hábiles al año para aquellos trabajadores que presten servicios continuos a un mismo empleador por dos o más contratos por obra o faena, por un tiempo superior a un año.

En este caso, el trabajador podrá optar por diferir el pago de este feriado a un momento distinto del momento en que corresponda gozar del feriado. Así, por ejemplo, se puede establecer en el finiquito del primer contrato que el pago correspondiente al feriado proporcional por ese contrato se pague al término del segundo contrato. Esto siempre deberá ser establecido expresamente en el finiquito correspondiente.

En el caso de que el tiempo de duración de los contratos no sea superior a un año, igual se deberá pagar en el finiquito los feriados que se le adeudan al trabajador.

Indemnización a todo evento

En el caso de que el trabajador tenga un contrato por obra o faena que ha estado vigente por un mes o más, el empleador puede poner término a la relación laboral de forma justificada en cuanto ofrezca el pago de una indemnización, cuando haya concluido el trabajo o el servicio que prestaba el primero. Esta equivale a 2,5 días de remuneración por cada mes trabajado y fracción superior a quince días. Dicho monto debe indicarse expresamente al momento de comunicar al trabajador su desvinculación.

“El presente Boletín no constituye asesoría legal y el estudio Guerrero Olivos no será responsable por actos u omisiones de terceros basados en la información contenida en él”.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.