Ley de Crianza Protegida

El 27 de julio entró en vigor la ley N° 21.247, que establece beneficios para padres, madres y cuidadores de niños o niñas. La ley crea una licencia médica preventiva y establece la posibilidad de suspender los contratos en determinados casos.

Además, prohíbe despedir por inasistencia (número 3 del artículo 160 del Código del Trabajo) mientras permanezca suspendido el funcionamiento de establecimientos educacionales, jardines infantiles y salas cunas por acto o declaración de la autoridad competente. Lo anterior, respecto de aquellos trabajadores cuyos contratos no se encuentren suspendidos temporalmente, que tengan a su cuidado niños o niñas nacidos a partir del año 2013, y siempre que la causa de su inasistencia se deba al cuidado del niño o niña y que no cuenten con alternativas razonables para garantizar su bienestar e integridad. Esta circunstancia deberá ser debidamente comunicada al empleador tan pronto como le surja el impedimento, y acreditada al mismo dentro de los dos días hábiles siguientes a la respectiva inasistencia.

Licencia médica preventiva parental por causa de la enfermedad COVID-19

¿Quiénes pueden acceder?
Tendrán derecho a una licencia médica preventiva, luego del permiso postnatal parental, los trabajadores que se encuentren haciendo uso del permiso postnatal parental, y cuyo término ocurra durante la vigencia del estado de excepción constitucional de catástrofe, incluidos aquellos que terminaron desde 18 de marzo de 2020.

Si ambos padres hubieren gozado del permiso postnatal parental, cualquiera de ellos, a elección de la madre, podrá gozar de esta licencia médica preventiva parental.

¿Cuál es la duración de la licencia?
La licencia médica deberá otorgarse por jornada completa. Se extenderá por un período de 30 días, el cual podrá renovarse por un máximo de dos veces, por el mismo plazo, en tanto se mantenga vigente el estado de excepción. Los períodos señalados previamente deberán ser continuos entre sí. En caso de que el trabajador estuviere haciendo uso de otra licencia médica deberá esperar al término de esta para poder hacer uso de la licencia médica preventiva parental.

¿Qué ocurre con el fuero?
Los trabajadores que hagan uso de la licencia médica preventiva parental tendrán derecho a una extensión del fuero, equivalente al período efectivamente utilizado de la licencia médica preventiva parental.

De los beneficios para los trabajadores al cuidado personal de niños o niñas – Suspensión del Contrato

¿Quiénes pueden acceder?

Mientras permanezca suspendido el funcionamiento de establecimientos educacionales, jardines infantiles y salas cunas por acto o declaración de la autoridad, los trabajadores afiliados al seguro de desempleo, que tengan el cuidado personal de uno o más niños o niñas nacidos a partir del año 2013, y que no estén gozando de permiso postnatal o licencia médica preventiva, tendrán derecho a suspender los efectos del contrato de trabajo por motivos de cuidado.

¿Cómo solicitar este beneficio?

Para hacer efectiva la suspensión por motivos de cuidado, el trabajador deberá comunicar al empleador por escrito, preferentemente por medios electrónicos, que hará uso del beneficio, acompañando los siguientes documentos:

  • Copia del certificado de nacimiento del o los niños o niñas o copia de la libreta de familia;
  • Declaración jurada simple que dé cuenta que se encuentra en las circunstancias descritas en el inciso anterior, declarando, asimismo, ser la única persona del hogar que se está acogiendo a la suspensión de los efectos del contrato de trabajo bajo las disposiciones de esta ley y de la ley N° 21.227;
  • Fecha de inicio de la suspensión;
  • Información necesaria para recibir el pago de las prestaciones a que se refiere el inciso primero;
  • En el caso de que el trabajador no sea el padre o madre, copia simple de la sentencia judicial que le confiere el cuidado personal de uno o más niños o niñas.

¿Se puede dejar sin efecto la suspensión?

Los trabajadores que hayan suspendido los efectos del contrato de trabajo por motivos de cuidado podrán, a su mera voluntad, dejar sin efecto dicha suspensión, debiendo dar aviso al empleador por escrito y preferentemente por medios electrónicos, con cinco días hábiles de anticipación a su reincorporación.


“El presente Boletín no constituye asesoría legal y el estudio Guerrero Olivos no será responsable por actos u omisiones de terceros basados en la información contenida en él”.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.