Innovaciones de la licitación de suministro de energía y potencia 2022/01

Como es natural, el objetivo primario de las licitaciones de suministro a las que periódicamente convoca la Comisión Nacional de Energía (“CNE”) y las empresas distribuidoras es asegurar la energía y potencia requerida para satisfacer la demanda de los clientes regulados dentro de un horizonte de tiempo determinado. Ello, redunda en la adjudicación de bloques de energía y posterior celebración de contratos de suministro o “PPA” (Power Purchase Agreements) de largo plazo, muy apetecidos por las empresas generadoras.

Dicho lo anterior, desde hace un tiempo, la autoridad ha identificado que estas licitaciones también cumplen un importante rol para incentivar y/o promover ciertas políticas públicas, que van más allá de la seguridad de suministro. Ejemplos conocidos de lo anterior, son la incorporación realizada a partir de la Licitación del año 2015 de:

  • Bloques horarios de suministro para incentivar la incorporación de proyectos renovables con un perfil de generación variable.
  • Convocar y adjudicar las licitaciones con la debida antelación respecto de la fecha de inicio del periodo de suministro (5 años), con el objeto de permitir a proyectos en desarrollo participar de las mismas (evitando que solo pudieran participar centrales ya existentes).
  • Diseñar PPAs de largo plazo compatibles con los procesos de financiamiento propios de este tipo de proyectos.

Este tipo de innovaciones ha permitido viabilizar proyectos, incluidos sus financiamientos, aumentar significativamente la participación de proyectos renovables en nuestra matriz energética y, lo más relevante desde la óptica del cliente regulado, bajar significativamente los precios de adjudicación.

Prueba concreta de todo lo anterior, es que el año 2015, a partir del diseño de las bases de licitación por la CNE, el 52,3% de la energía adjudicada correspondió a nuevos proyectos ERV, lo que aumentó el 2017 al 98% para llegar el 2021 al 100%.

Asimismo, en la Licitación de Suministro 2021/01, concluida hace algunos meses, se adjudicaron 2.300 GWh a un precio promedio de 23,78 USD/MWh (En la Licitación de Suministro 2015/01 el precio promedio fue de 79,3 US$/MWh).

 

Innovaciones de la Licitación de Suministro 2022/01

Pese al éxito de las licitaciones recientes, es interesante ver y analizar las innovaciones que la CNE va incorporando a las nuevas Bases de Licitación, y tratar de extrapolar los objetivos de política pública subyacentes.

En ese contexto, destacamos que las Bases Preliminares de la Licitación 2022/01 publicadas por la CNE el pasado 31 de diciembre de 2021, y que busca adjudicar en junio de este año 5.250 GWh, contiene las siguientes innovaciones:

  • La exigencia de que los oferentes respalden su propuesta en fuentes de generación cuyo combustible primario sea distinto al carbón o al petróleo diésel, y
  • La incorporación de un componente horario en el índice de disponibilidad asociado a la forma en que los oferentes respaldan su suministro.

Respecto del primer punto, la limitación a presentar ofertas sustentadas en proyectos de generación en base a carbón o petróleo diésel, claramente se distancia del principio más purista de neutralidad tecnológica, pero ello se hace en consistencia al plan de descarbonización[1] y la meta de carbono neutralidad al 2050[2] en los que Chile se encuentra embarcado (los PPA a adjudicar contemplan un suministro hasta el año 2041, extensible por tres años).

Respecto del índice de disponibilidad, este fue por primera vez incorporado a las bases de licitación dejadas sin efecto de la licitación 2019/01 e implementado por primera vez en el proceso de licitación 2021/01, y tiene por objeto asegurar que las ofertas de suministro estén 100% respaldadas por fuentes de generación con capacidad de producción disponible.

En lo específico, la innovación contenida a este punto en las Bases de la Licitación 2022/01, es que al índice de disponibilidad se le incorpora un factor horario, esto es, las ofertas deberán respaldar el 100% del suministro ofertado con capacidad de producción disponible, pero además deberán cumplir con que al menos el 40% del suministro esté respaldado con fuentes de generación con capacidad de producción en cada uno de los bloques horarios en que se oferte (la licitación contempla tres bloques horarios; de 23:00 a 7:59, de 08:00 a 17:59 y de 18:00 a 22:59).

Esta innovación, siendo de segunda generación, va en línea con el hecho de haber reconocido en el pasado la necesidad de bloques horarios para el suministro, atendidos la variabilidad de los perfiles de generación de las distintas tecnologías participantes. Consistente con abrir los bloques de suministro para que dichas tecnologías pudieran participar de forma competitiva en aquellos bloques óptimos según su perfil de generación, la resolución en bloques horarios del factor de disponibilidad tiene por objeto asegurar que quienes participen en los distintos bloques horarios y/o vayan por las 24 horas, cuenten con un respaldo adecuado para todos ellos al momento de ofertar.

Ello, está alineado con la creciente conciencia de que la masiva y deseable incorporación de energía renovables, algunas de generación variable, presenta desafíos operacionales que deben ser abordados, a través de la combinación tecnológica (ej. Solar + Eólico + Hidro) y/o geográfica de centrales y la incorporación de sistemas de almacenamiento. De hecho, el referido interés de masificar las energías renovables y abordar al mismo tiempo los desafíos operacionales que conllevan para el Sistema Eléctrico Nacional, son los fundamentos expresados por el Poder Ejecutivo en el Proyecto de Ley sobre promoción del Almacenamiento (ingresado al Congreso por el Ejecutivo con urgencia de “discusión inmediata” en diciembre de 2021)[3].

Conclusión

Este año parte con una nueva licitación que aspira adjudicar en el mes de junio PPAs por 5.250 GWh. Siguiendo el proceso de mejora continua, las bases asociadas a la Licitación de Suministro 2022/01 presenta innovaciones alineadas con políticas públicas recientes, tales como, la meta de carbono neutralidad al 2050 (retiro del carbón) y promover la masificación de las energías renovables, abordando al mismo tiempo, los desafíos operacionales para el Sistema Eléctrico Nacional.

[1] (https://energia.gob.cl/sites/default/files/decreto_exento_n_50.pdf)
[2] https://www.energia.gob.cl/sites/default/files/energia_2050_-_politica_energetica_de_chile.pdf
[3]https://www.camara.cl/legislacion/ProyectosDeLey/tramitacion.aspx?prmID=15219&prmBOLETIN=14731-08


“El presente documento no constituye asesoría legal y el estudio Guerrero Olivos no será responsable por actos u omisiones de terceros basados en la información contenida en él”.

Como es natural, el objetivo primario de las licitaciones de suministro a las que periódicamente convoca la Comisión Nacional de Energía (“CNE”) y las empresas distribuidoras es asegurar la energía y potencia requerida para satisfacer la demanda de los clientes regulados dentro de un horizonte de tiempo determinado. Ello, redunda en la adjudicación de bloques de energía y posterior celebración de contratos de suministro o “PPA” (Power Purchase Agreements) de largo plazo, muy apetecidos por las empresas generadoras.

Dicho lo anterior, desde hace un tiempo, la autoridad ha identificado que estas licitaciones también cumplen un importante rol para incentivar y/o promover ciertas políticas públicas, que van más allá de la seguridad de suministro. Ejemplos conocidos de lo anterior, son la incorporación realizada a partir de la Licitación del año 2015 de:

  • Bloques horarios de suministro para incentivar la incorporación de proyectos renovables con un perfil de generación variable.
  • Convocar y adjudicar las licitaciones con la debida antelación respecto de la fecha de inicio del periodo de suministro (5 años), con el objeto de permitir a proyectos en desarrollo participar de las mismas (evitando que solo pudieran participar centrales ya existentes).
  • Diseñar PPAs de largo plazo compatibles con los procesos de financiamiento propios de este tipo de proyectos.

Este tipo de innovaciones ha permitido viabilizar proyectos, incluidos sus financiamientos, aumentar significativamente la participación de proyectos renovables en nuestra matriz energética y, lo más relevante desde la óptica del cliente regulado, bajar significativamente los precios de adjudicación.

Prueba concreta de todo lo anterior, es que el año 2015, a partir del diseño de las bases de licitación por la CNE, el 52,3% de la energía adjudicada correspondió a nuevos proyectos ERV, lo que aumentó el 2017 al 98% para llegar el 2021 al 100%.

Asimismo, en la Licitación de Suministro 2021/01, concluida hace algunos meses, se adjudicaron 2.300 GWh a un precio promedio de 23,78 USD/MWh (En la Licitación de Suministro 2015/01 el precio promedio fue de 79,3 US$/MWh).

 

Innovaciones de la Licitación de Suministro 2022/01

Pese al éxito de las licitaciones recientes, es interesante ver y analizar las innovaciones que la CNE va incorporando a las nuevas Bases de Licitación, y tratar de extrapolar los objetivos de política pública subyacentes.

En ese contexto, destacamos que las Bases Preliminares de la Licitación 2022/01 publicadas por la CNE el pasado 31 de diciembre de 2021, y que busca adjudicar en junio de este año 5.250 GWh, contiene las siguientes innovaciones:

  • La exigencia de que los oferentes respalden su propuesta en fuentes de generación cuyo combustible primario sea distinto al carbón o al petróleo diésel, y
  • La incorporación de un componente horario en el índice de disponibilidad asociado a la forma en que los oferentes respaldan su suministro.

Respecto del primer punto, la limitación a presentar ofertas sustentadas en proyectos de generación en base a carbón o petróleo diésel, claramente se distancia del principio más purista de neutralidad tecnológica, pero ello se hace en consistencia al plan de descarbonización[1] y la meta de carbono neutralidad al 2050[2] en los que Chile se encuentra embarcado (los PPA a adjudicar contemplan un suministro hasta el año 2041, extensible por tres años).

Respecto del índice de disponibilidad, este fue por primera vez incorporado a las bases de licitación dejadas sin efecto de la licitación 2019/01 e implementado por primera vez en el proceso de licitación 2021/01, y tiene por objeto asegurar que las ofertas de suministro estén 100% respaldadas por fuentes de generación con capacidad de producción disponible.

En lo específico, la innovación contenida a este punto en las Bases de la Licitación 2022/01, es que al índice de disponibilidad se le incorpora un factor horario, esto es, las ofertas deberán respaldar el 100% del suministro ofertado con capacidad de producción disponible, pero además deberán cumplir con que al menos el 40% del suministro esté respaldado con fuentes de generación con capacidad de producción en cada uno de los bloques horarios en que se oferte (la licitación contempla tres bloques horarios; de 23:00 a 7:59, de 08:00 a 17:59 y de 18:00 a 22:59).

Esta innovación, siendo de segunda generación, va en línea con el hecho de haber reconocido en el pasado la necesidad de bloques horarios para el suministro, atendidos la variabilidad de los perfiles de generación de las distintas tecnologías participantes. Consistente con abrir los bloques de suministro para que dichas tecnologías pudieran participar de forma competitiva en aquellos bloques óptimos según su perfil de generación, la resolución en bloques horarios del factor de disponibilidad tiene por objeto asegurar que quienes participen en los distintos bloques horarios y/o vayan por las 24 horas, cuenten con un respaldo adecuado para todos ellos al momento de ofertar.

Ello, está alineado con la creciente conciencia de que la masiva y deseable incorporación de energía renovables, algunas de generación variable, presenta desafíos operacionales que deben ser abordados, a través de la combinación tecnológica (ej. Solar + Eólico + Hidro) y/o geográfica de centrales y la incorporación de sistemas de almacenamiento. De hecho, el referido interés de masificar las energías renovables y abordar al mismo tiempo los desafíos operacionales que conllevan para el Sistema Eléctrico Nacional, son los fundamentos expresados por el Poder Ejecutivo en el Proyecto de Ley sobre promoción del Almacenamiento (ingresado al Congreso por el Ejecutivo con urgencia de “discusión inmediata” en diciembre de 2021)[3].

Conclusión

Este año parte con una nueva licitación que aspira adjudicar en el mes de junio PPAs por 5.250 GWh. Siguiendo el proceso de mejora continua, las bases asociadas a la Licitación de Suministro 2022/01 presenta innovaciones alineadas con políticas públicas recientes, tales como, la meta de carbono neutralidad al 2050 (retiro del carbón) y promover la masificación de las energías renovables, abordando al mismo tiempo, los desafíos operacionales para el Sistema Eléctrico Nacional.

[1] (https://energia.gob.cl/sites/default/files/decreto_exento_n_50.pdf)
[2] https://www.energia.gob.cl/sites/default/files/energia_2050_-_politica_energetica_de_chile.pdf
[3]https://www.camara.cl/legislacion/ProyectosDeLey/tramitacion.aspx?prmID=15219&prmBOLETIN=14731-08


“El presente documento no constituye asesoría legal y el estudio Guerrero Olivos no será responsable por actos u omisiones de terceros basados en la información contenida en él”.

Si requieres más información, contacta a:

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.