Criterios de la Dirección del Trabajo en torno al Coronavirus

La Dirección del Trabajo ha señalado en el Dictamen número 1116/004 una serie de criterios orientadores sobre el impacto laboral que puede tener la emergencia sanitaria por Coronavirus (Covid-19), decretada por el Ministerio de Salud. Dichos estándares pueden ser resumidos como sigue:

  1. Deber general del empleador de proteger eficazmente la vida y salud de los trabajadores: nuestro Código del Trabajo prescribe en su artículo 184 un deber general para los empleadores, consistente en proteger de manera eficaz tanto la vida como la salud de los trabajadores. En consecuencia, debe adoptar todas las medidas tendientes a la consecución de tal objetivo. Por ejemplo y entre otros:
  1. A- Manteniendo las condiciones adecuadas en materia de higiene y seguridad.
  1. B- Proporcionando los elementos necesarios para evitar accidentes y enfermedades profesionales.
  1. C- Proporcionando información oficial, oportuna y actualizada en relación a la prevención y contención del virus.

 

  1. Cumplimiento de normativa atingente: el empleador deberá cumplir con la normativa vigente y pertinente. Por ejemplo, de acuerdo al artículo 183-E del mismo Código y al artículo 3 del DS 594 de 1999 del Ministerio de salud, la empresa estará obligada a mantener los lugares de trabajo en condiciones sanitarias y ambientales necesarias para proteger la vida y salud de los trabajadores, sea personal propio o contratista. Así, el empleador deberá tomar las medidas necesarias para cumplir con los protocolos y directrices que la autoridad sanitaria establezca y, en consecuencia, otorgar los permisos que razonablemente sean necesarios para que los trabajadores puedan concurrir a realizarse los exámenes preventivos que correspondan.

 

  1. Voluntad de las partes: Nada obsta a que las partes puedan pactar de común acuerdo la prestación de servicios a distancia en el domicilio del trabajador u otro medio alternativo.

¿Qué ocurre si hay un trabajador infectado? Hay dos puntos relevantes:

  1. Inasistencias: Si se diagnostica a un trabajador con la enfermedad, corresponderá que el médico extienda la correspondiente licencia médica, la cual será apta para justificar las inasistencias correspondientes y percibir el subsidio.
  2.  Gastos respectivos: La Dirección del Trabajo señala que hay que distinguir si el contagio se produjo con ocasión del trabajo o en el ámbito personal. En el primer caso, los organismos administradores del seguro de accidentes y enfermedades profesionales de la Ley 16.744 deberán otorgar las prestaciones médicas y económicas correspondientes. En cambio, si se trata de contagio por causas ajenas al trabajo., las prestaciones deberán ser otorgadas por el organismo previsional de salud al que se encuentre afiliado el trabajador (FONASA o ISAPRE).

 


“El presente Boletín no constituye asesoría legal y el estudio Guerrero Olivos no será responsable por actos u omisiones de terceros basados en la información contenida en él”.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.