ALERTA LEGAL: El criterio de la desnaturalización del cheque

En el mes de junio de 2020, la Corte Suprema se pronunció sobre un recurso de casación que tenía por objeto analizar la validez de un cheque dejado en garantía como reserva para una compraventa inmobiliaria. Al respecto, sostuvo que un cheque dado en garantía pierde su naturaleza como tal y por lo tanto deja de ser considerado un cheque. Esto, bajo la definición del artículo 10 de la Ley sobre Cuentas Corrientes Bancarias y Cheques, que establece que “el cheque es una orden escrita y girada contra un Banco para que éste pague, a su presentación, el todo o parte de los fondos que el librador pueda disponer en cuenta corriente”, complementado por el artículo 11, que señala que “el cheque puede ser girado en pago de obligaciones o en comisión de cobranza”. Por lo tanto, el cheque es una orden de pago, y solamente es cheque cuando es girado en pago o cuando es dado en comisión de cobranza, pero no cuando es dejado en garantía.

Esto significa que un cheque dejado en garantía se desnaturaliza al no reunir las características de dicho título de crédito bajo la definición legal, no pudiendo ser considerado jurídicamente como tal, toda vez que un cheque entregado en estas circunstancias pasa a ser una orden condicional de pago que se entrega para asegurar el cumplimiento de una obligación propia o ajena, y que sólo se haría efectivo ante el incumplimiento de dicha obligación por parte del deudor.

En virtud de lo anterior, la Corte Suprema determinó que “el documento presentado a cobro ejecutivo en esta causa no reúne las características de un cheque propiamente tal, en los términos dispuestos en el artículo 10 citado, esto es, una orden escrita extendida a un banco para que pague, al beneficiario que lo presentó a cobro, una cantidad determinada de dinero que el cuenta correntista tiene depositado de antemano; lo anterior en razón de no haberse cumplido con la exigencia substancial del cheque, por cuanto no fue dado en pago de obligaciones, sino en garantía, con lo cual el instrumento se ha desnaturalizado, dejando de ser cheque”.

Este fallo tiene relevantes implicancias en cuanto a los juicios ejecutivos que se sustentan en el mérito ejecutivo que el ordenamiento jurídico le otorga al cheque, según el número 4º del artículo 434 del Código de Procedimiento Civil, toda vez que un cheque dejado en garantía perdería dicho mérito al no reunir las características propias de la naturaleza del cheque bajo la definición legal, dejando por lo tanto de ser considerado jurídicamente un cheque.


“El presente Boletín no constituye asesoría legal y el estudio Guerrero Olivos no será responsable por actos u omisiones de terceros basados en la información contenida en él”.

Contact Us

We're not around right now. But you can send us an email and we'll get back to you, asap.